El 60% de los fallecidos en Zaragoza son incinerados

522 322 Yatri

Desde 2008 hay más incineraciones que inhumaciones en Zaragoza. El cementerio de Torrero se adapta a los cambios sociales, con nuevos columbarios y jardín de cenizas. No hay una normativa en España sobre el esparcimiento de cenizas.
• Las incineraciones suponen ya el 60% de los enterramientos en el cementerio de Zaragoza, según datos del Ayuntamiento. Hasta principios de octubre, han fallecido en Zaragoza 4.350 personas, de las que cerca de 2.640 han sido incineradas.

El cementerio de Torrero fue pionero en la incineración en España porque instaló uno de los primeros hornos del país en 1979. El número de incineracione crece cada año. En 2007 se igualaron los porcentajes de incineraciones e inhumaciones. En 2008, las incineraciones suponían el 53%; a finales de 2011, eran el 58% y ahora, más del 60%.

“El cementerio se abre a nuevos hábitos y usos sociales. Estamos adaptando nuestros servicios a las demandas ciudadanas”, afirman fuentes del camposanto. Las familias que eligen las incineraciones puede llevarse después las cenizas a casa o utilizar los servicios del cementerio: columbarios y el jardín de cenizas.

Las tarifas de los columbarios para una concesión de cinco años oscilan entre los 7,90 y los 23,10 euros (dependiendo de la fila). La placa de mármol cuesta 105 euros

Las cenizas de 30 personas han sido enterradas en la zona de pago (una con una urna biodegradable y 29, con urna convencional). La concesión de uso por cinco años tiene una tarifa de 23,10 euros. En el caso de las urnas convencionales, transcurrido un lustro, hay que renovar la concesión o retirar las cenizas. Además, el cementerio ofrece la colocación de una planta aromática y una placa conmemorativa. La tarifa por colocar estos elementos y su mantenimiento durante cinco años es de 100 euros más IVA.

Decenas de personas han elegido la zona gratuita. En este caso no hay un registro. Las familias se dirigen al jardín y allí depositan las cenizas de manera anónima y sin ayuda de ningún operario. El jardín se riega dos veces al día, lo que permite que las cenizas se filtren entre las piedras y se depositen sobre la capa de tierra.

¿Qué se puede hacer con las cenizas?
Con el aumento progresivo de las incineraciones en toda España surge el debate de qué se puede hacer con las cenizas. El esparcimiento de cenizas no está regulado en nuestro país y en principio cada uno es libre de llevarlas donde quiera.

“Con la salvedad de las ordenanzas emitidas por algunos ayuntamientos -como en Málaga, Almonte y algunos municipios costeros del País Vasco-, no existe en nuestro país ninguna normativa de carácter general que regule la obligatoriedad de depositar las cenizas en los cementerios”. En otros países, como Francia y Alemania, sí hay una ley estricta