El Mundo

450 450 Yatri

Cuatro ideas para las que no existe la crisis

Hace apenas mes y medio, a Juan Antonio González, ex bancario y emprendedor madrileño, le pilló a pie cambiado una llamada del departamento de protocolo del Gobierno mexicano. Querían el asesoramiento de su empresa, Yatri, creada hace apenas un año. «Es que es la única que hay en el mundo que ofrece este servicio», explica González, el impulsor de un peculiar negocio: ofrece homenajes póstumos a las familias de personas fallecidas e incineradas, esparciendo las cenizas con aeronaves y embarcaciones «en cualquier lugar del mundo».

«Querían asesoramiento para ofrecer a la familia de Gabriel García Márquez los medios para cumplir su voluntad de que sus cenizas estuvieran en Colombia y México. Les aconsejé que colocaran las cenizas en una urna ecológica en un árbol longevo propio de cada país… al final no sé si lo hicieron», explica el empresario, que no cobró por los servicios pero estableció contactos importantes para su negocio, que dada su singularidad, tiene clientes potenciales en todo el mundo.

En medio de la profunda crisis, a González se le ocurrió la idea de negocio un día en la playa, cuando vio una aeronave repartir publicidad desde el aire. Ahora, su empresa ofrece celebraciones religiosas o civiles, con música y sin música, y con diversas variantes, como el acompañamiento psicológico o el catering, todo a gusto «de la familia».

En su corta vida, han ofrecido ya 46 servicios, el más caro desarrollado en Egipto, para una familia que se trasladó desde Málaga en jet privado para coger luego un jeep y esparcir en las dunas cercanas a las pirámides las cenizas de un familiar fallecido. Todo a cargo de la empresa. El coste, 42.600 euros.

La experiencia como empresario sorprendió ayer incluso a la consejera de Empleo de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, que conoció el proyecto de Martínez y otras 19 ideas de negocio brillantes que se están impulsando en el Centro de Emprendedores de Getafe, donde estos empresarios están recibiendo asesoramiento y tutorización.

Entre otros aspectos aprenden la lean start-up, un método de validación de modelos de negocio que consiste «en buscar cómo hacer más innovador el producto, cómo crecer o ser más rentable», explica Eva Martín, resonsable de la empresa Kinrel, Biotech Project Management, también en la élite de los emprendedores. Esta firma se dedica a promover la investigación transnacional de diferentes sectores. «Tratamos de saber si determinadas investigaciones son una necesidad real de la sociedad, conociendo el mercado, la legislación y estudiando las ventas aproximadas que se pueden tener del producto», dice la consultora.

Otro de los proyectos más llamativos era el de Orion Sky, desarrollado por tres jóvenes y que consiste en ofrecer comederos inteligentes online para los dueños de mascotas. El aparato (en la imagen) «permite gestionar la alimentación del animal y controlar la temperatura a la que está». El dueño del perro puede programar a qué hora quiere alimentarle y qué cantidad de comida quiere darle, lo que permite además controlar la dieta del animal. «Así no te tienes que preocupar si no llegas a casa», explica Ana López Silanes, una de sus impulsoras.

El precio de la máquina, llamada Black Orion, ronda los 250 euros. «Cuesta ser emprendedor hoy en día, pero programas como éste de la Comunidad de Madrid te ayudan a limpiar el modelo del negocio… aunque la financiación es la gran lacra», explica una de las responsables del proyecto, Ana López Silanes.

Otro de las ideas presentados antes la consejera fue la de la empresa Econove, que comercializa un producto elaborado por un grupo de ingenieros, BC Energy, que mejora la rentabilidad de los combustibles. Para Verónica Pascual, una de las responsables del proyecto, la falta de ayuda a emprendedores perjudica mucho la salida de nuevos negocios. «Se debería de seguir el modelo de Inglaterra o Francia, donde apenas se paga por ser autónomo si no superas unos ingresos mínimos».

Para la consejera, estos ejemplos demuestran «el éxito» del centro y la gestión de la consejería, que ha ayudado a crear nuevos negocios formando a 4.100 desempleados, facilitándoles asesoramiento y búsqueda de financiación.

Enlace: http://www.elmundo.es/madrid/2014/06/04/538f73c2e2704e96208b456c.html